Seleccionar página

Todo en la vida cuesta dinero y muchas veces subestimamos el  coste económico de realizar un Máster (el coste en cuanto al esfuerzo personal y el tiempo, lo detallaré en siguientes post)


Dependiendo el Máster que escojas puede variar mucho, por ese motivo es necesario conocer el coste real total que tendrá, ya que, en algunos casos está será la principal razón para desestimarlo respecto a otro. 

 

 

Así como puede ser difícil conocer el coste real y más aún calcularlo fácilmente,  sea cuál sea el Máster que escojas, es necesario que lo tengas en cuenta para poder asumir el coste del mismo, ya sea trabajando más, ahorrando previamente o solicitando el dinero a amigos/familiares o al banco.

Para desgranar el primero de los criterios objetivos,


EL PRECIO 


debes tener en consideración:

-Precio del Máster


-Tasas de la Universidad (a veces no están todas incluidas) 


– Expedición del título


-Tasas del expediente académico (una vez lo finalices)


-Material necesario en el curso académico: libros, apuntes, cursos


-Pedir días libres en el trabajo y días no remunerados para situaciones excepcionales.


-Desplazamientos de transporte ocasionados por el Máster

(Todos esos detalles son válidos si realizas un Máster presencial, online o semipresencial en tu ciudad de residencia habitual y el sitio dónde trabajas).

Si realizas el Máster en otra ciudad deberás contemplar también, los siguientes gastos:

-Alojamiento (en piso compartido, de familiares/amigos, etc)


-Manutención y gastos de suministros


-Ocio (al estar fuera de tu ciudad, puede que gastes más aun, porque querrás salir a conocer el nuevo lugar y socializar con los compañeros)


-Viajes de vuelta a casa o visitas (avión, tren, dependerá bastante de la morriña que tengas o de tus necesidades personales, pero calcula que si la duración es de un año, al menos 4 o 6 viajes, casi seguro)

Cómo puedes observar si sumas todas estas partidas,  el coste real final para tú bolsillo difiere bastante del que puedas ver publicado en la página web del centro o universidad o del que te informen telefónicamente o mediante entrevista.

Piensa en el coste global y valora tú decisión considerando también lo que vas aprender y si justifica su precio, un máster puede resultar barato o caro, dependiendo lo que aprendas en él, así que hasta que no lo concluyas no podrás afirmar si realmente lo era o no.

Concluyo el post de hoy animándote a ahorrar el dinero suficiente para conseguirlo y recordarte si eres estudiante o estás finalizando la carrera:


Posiblemente, nunca más, consigas ahorrar tanto dinero cómo el que consigas en los años posteriores a la finalización de tus estudios con los primeros trabajos que tengas, así que dependiendo tú situación personal y económica, las decisiones que tomes al respecto, te llevarán a un punto u otro en un futuro.


Siguiente post Criterios objetivos: duración y horario